Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


7 recomendaciones para cuidar tu salud auditiva

7 recomendaciones para cuidar tu salud auditiva

La pérdida auditiva repercute en nuestra vida cotidiana y en nuestras relaciones con los demás. Queremos ofrecerte algunas recomendaciones para que, tu salud auditiva, no se vea resentida y cuides de ella como se merece:

  1. Cuando utilices auriculares, prueba la regla 60-60: no pongas el volumen más alto del 60% y solo permanece con auriculares durante un máximo de 60 minutos al día. Asimismo, intenta reducir el volumen de la televisión, la radio y el equipo de sonido de casa.
  2. Si trabajas con equipos ruidosos, ponte protección auditiva.
  3. Evita los ruidos intensos cerca de la oreja, como los petardos, ya que pueden dañar el tímpano.
  4. En caso de padecer algún resfriado, gripe o catarro, es bastante habitual sufrir a continuación alguna infección auditiva. Por tanto, es primordial curarlas bien, ya que esto nos prevendrá de sufrir posibles pérdidas auditivas.
  5. En pantanos, lagos y piscinas públicas es frecuente la aparición de otitis. Para evitar riesgos, hay que ducharse tras estas inmersiones y procurar mantener el oído seco al salir del agua o usar tapones en el agua para protegerse de la humedad en el conducto auditivo externo.
  6. Lleva una alimentación saludable rica en vitaminas A (pimiento, zanahoria, verduras de hoja verde), vitamina C, E y ácido fólico.
  7. Algunos medicamentos pueden afectar al oído, por lo que no debes automedicarte nunca.

Además, es recomendable que si superas la barrera de los 50 años te realices revisiones periódicas de audición. Y, cómo no, que mantengas una buena higiene auditiva con el fin de que no utilices de forma equivocada los bastoncillos (es recomendable no usarlos) y que no trates de quitarte tú mismo los tapones de cera con soluciones salinas o similares. Deja que sea un profesional el que determine la mejor opción.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
730 Visitas

Tapones de cera, cómo retirarlos

Tapones de cera, cómo retirarlos

La presencia de tapones de cera o cerumen en el oído externo es algo normal y fisiológico.  El cerumen es una cobertura hidrofóbica protectora del conducto auditivo externo. Su función es proteger la piel del conducto del daño producido por el agua, traumas, infecciones y cuerpos extraños (incluidos insectos).

 

¿Cómo se pueden retirar estos tapones?

  • Abordaje conservador: Se suele recomendar a los pacientes que evite el uso de los bastoncillos para eliminar los tapones de cerumen. Normalmente el conducto auditivo externo produce descamación y este proceso suele expulsar la cera hacia afuera de forma espontánea. La limpieza con bastoncillos puede empujar el cerumen hacia dentro del conducto y taponarlo.
  • Gotas reblandecedoras de cerumen: Existe un sin número de productos ofertados para este fin, sin embargo hay diferentes opiniones de cuál es el más efectivo. Estos productos se clasifican según la base que los compone, los hechos en base de agua (como los que contienen agua oxigenada), los hechos en base oleosa (como el aceite de oliva) y otros hechos de otros compuestos como el glicerol. Aplicar estas gotas podrían ser suficientes para desbloquear el conducto y con la ayuda de la descamación de la piel ayudar a su expulsión. Sin embargo, en algunos casos empeoran los síntomas al convertir una obstrucción parcial en una obstrucción total, siendo necesario en estos casos la extracción con irrigación o aspiración.
  • Extracción por Irrigación: Este procedimiento implica el uso de agua templada aplicada con cierta presión directa al conducto auditivo para una extracción mecánica del tapón de cerumen. Este tipo de procedimiento conlleva cierto riesgo de daño a la membrana timpánica en especial cuando se ejerce una presión excesiva y/o cuando es llevado a cabo por manos inexpertas. Está contraindicado en aquellos pacientes con historia de perforación timpánica, antecedente de cirugía otológica y supuración activa.
  • Extracción bajo visión microscopica: Este procedimiento para eliminar los tapones de cera usa un microscopio para magnificar y visualizar mejor el oído, de esta forma se puede extraer el cerumen de forma más segura usando un aspirador o instrumental otológico de diámetro muy pequeño. Para este fin es fundamental la colaboración del paciente el cual debe permanecer inmóvil durante el procedimiento y así disminuir el riesgo de heridas en el conducto o daño a la membrana timpánica.

En cualquier caso, ante los primeros síntomas de hipoacusia y secreción anormal, consulta con el especialista cómo tratar estos problemas de taponamiento.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
719 Visitas

Medicamentos perjudiciales para los oídos

Medicamentos perjudiciales para los oídos

Los medicamentos ototóxicos son los antibióticos o medicamentos que son una amenaza para los oídos y la degradación de la audición reciben un nombre particular. Cuando un paciente desarrolla ototoxicidad significa que tiene problemas de equilibrio o alguno relacionado con los oídos. Esta ototoxicidad aparece cuando la persona recibe más dosis de lo normal de esos fármacos para tratar esas infecciones u otras enfermedades. 

¿Qué medicamentos son los ototóxicos?

  1. Antibióticos aminoglucósidos (gentamicina, estreptomicina y neomicina). Se aplican para tratar infecciones de carácter grave como la tuberculosis o septicemia. 
  2. Fármacos para la quimioterapia (ciclofosfamida, el cisplatino, la bleomicina y el carboplatino) usados para tratar el cáncer.
  3. Medicamentos diuréticos. Aumenta la eliminación de la orina y reduce la presión arterial, pero puede causar en el paciente sordera permanente y alteraciones en el nervio auditivo.

Otro tipo de medicamentos que pueden convertirse en tóxicos para el oído son los siguientes:

  • Paracetamol. Para personas menores de 50 años, tomar paracetamol puede suponer aumentar el riesgo de padecer problemas de audición.
  • Ibuprofeno. El abuso del ibuprofeno aumenta ese riesgo en personas que tampoco pasan de los 50 años y, además, los tinnitus pueden hacer acto de presencia.
  • Aspirina.

Hay algunas señales que puedes comprobar para saber si estos medicamentos están produciendo un efecto nocivo para el oído. El cuerpo es sabio, y de esta forma puedes conocer esas señales:

  1. Pérdida mínima de la audición
  2. Zumbidos en los oídos
  3. Sentir sonidos extraños, como pitidos, rumores o rugidos
  4. Desorientación y mareos
  5. Desequilibrio
  6. Pérdida de la audición bilateral
  7. Pérdida auditiva profunda (sordera profunda)
  8. Náuseas o vómitos
  9. Diarrea
  10. Cambios en la presión arterial y frecuencia cardíaca

¿Se puede diagnosticar el origen de la pérdida de audición si se consumen estos medicamentos? En principio, no. No existe ninguna forma de comprobar si el fármaco es el punto de partida de la ototoxicidad.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
737 Visitas

Cómo ayudar a personas del trabajo con pérdida auditiva

Cómo ayudar a personas del trabajo con pérdida auditiva

Cambiar de rutinas para ayudar a un compañero de trabajo con pérdida auditiva es esencial. Debes asegurarte de que tiene apoyo en forma de oídos extra cuando el compañero tenga que captar lo que dice una parte interesada, por ejemplo, durante la visita de un cliente o en una reunión. Nunca le quites una tarea ya asignada.

 

Hay que crear un entorno laboral inclusivo. Esto significa que puede que tengas que acercarte a la mesa de tu compañero e informarle de que el equipo ha quedado para almorzar o incluirlo en charlas de trabajo entre colegas. Cuando el grupo cambie de tema rápidamente y haya mucho ruido de fondo, será más complicado para el compañero seguir la charla.

 

Tu silencio puede delatar que no se esté enterando de todo lo que se esté diciendoNo es que sea grosero o no se relacione bien. Puede que evite ir a comer al comedor (por ser bastante ruidoso) o a reuniones sociales porque le costará seguir el hilo de las conversaciones. Y puede que se sienta excluido.

 

Debes ser paciente y mostrar empatía. Muestra curiosidad por el desarrollo que tu compañero ha perfeccionado como consecuencia de su pérdida auditiva en otros sentidos. Pregunta lo justo por su pérdida auditiva. Es bueno que rompa el hielo contigo, así fortalecéis vuestros vínculos.

Pregúntale qué necesita y cómo se le puede apoyar en su trabajo.

 

No todo el mundo quiere que se fijen en su pérdida auditiva. Con saber en qué fase de aceptación se encuentra tu compañero, puedes crear un ambiente relajado que abre el camino del apoyo que necesita.

 

Si es alguien que no lleva audífonos, debes animarlo a que tome medidas sobre su pérdida auditiva en caso de que no lo haya hecho todavía y se sienta frustrado. 

 

Si sigues estos consejos, estamos seguros de que prestarás una gran ayuda a ese compañero que tiene déficit de audición.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
799 Visitas

Tres partes importantes dentro de tu audífono

Tres partes importantes dentro de tu audífono

Hoy vamos a tratar un tema que nunca está de más para que conozcáis mejor vuestros audífonos. Se tratan de partes del mismo que no tienen a priori la misma importancia para vosotros pero que lo son para el funcionamiento del audífono y así hay que darlas el valor y la importancia que tienen. Poco se habla del compartimento de la batería, del control de volumen o del tubo conector, pero son esenciales para el correcto funcionamiento del audífono. Si alguna de ellas se rompe, el audífono deja de funcionar correctamente.

El compartimento de la batería normalmente se encuentra cerca del botón de encendido o de apagado del dispositivo. En él se encuentra la pila del audífono y si se rompe la tapa o hay algún problema de conexión interno dentro de este compartimento el audífono no podría funcionar. Si la batería es recargable, hay menos problema pero requiere una recarga nocturna para que funcione.

El control de volumen es otra de esas partes imprescindibles si queremos oir bien con nuestros audífonos. Gracias a él se puede controlar la intensidad con la que se perciben los sonidos captados por el micrófono. Una avería en el control de volumen como podréis entender es una pérdida inmediata de la percepción de estos sonidos en intensidad.

Finalmente el tubo conector es ese tubito muy fino de plástico que tiene la misión de transmitir esos sonidos que se reciben amplificados al molde o auricular receptor. Es una pieza que debe sustituirse con el tiempo porque al estar hecho de plástico puede deteriorarse con el paso de los meses. Según el tipo de audífono este tubo nos lo encontraremos en una u otra parte del mismo.

Esperamos haberos ayudado a entender que además del chip, del molde y de otras partes de mayor importancia del audífono para muchos, existen estas otras partes a las que debemos prestar la atención debida porque sin ellas no funcionaría correctamente el dispositivo.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1023 Visitas

Porqué no debemos confundir un amplificador y un audífono

Porqué no debemos confundir un amplificador y un audífono

Hay ocasiones en las que cuando se pierde la audición las personas tienden a poner un remedio que en todas las ocasiones no es eficaz sino perjudicial. Conocen lo que es la sordera y el acceso a internet les ayuda a tener información de todo tipo, sin filtrar y sin tener en cuenta cuál es la mejor.

El hecho de estar cansados de la situación de perder audición, que lo noten a la hora de no entender ciertas conversaciones, de subir demasiado el volumen de la tele o de no poder escuchar ciertas melodías con nitidez hace que busquen remedio y soluciones en lugares a los que no se debe acceder.

¿Cómo es posible que haya audífonos que cuesten 100 o 200 euros cuando a ti te habían dicho que eran más caros? Muy sencillo, porque no son audífonos sino amplificadores de sonido que puede empeorar tu salud auditiva más aún del daño que puedas tener en ese momento.

Un amplificador se le reconoce por el diseño, a pesar de que últimamente estos están en el mercado con apariencia de audífonos. También la publicidad utiliza ciertos términos que pueden llevar a engaño.

Hay que tener siempre en cuenta que los audífonos sólo pueden ser vendidos por audioprotesistas y especialistas en audición y necesitando una programación personalizada por parte de estos especialistas.

Algunas palabras que podrás ver en internet y que identifican claramente lo que es un amplificador en lugar de un audífono son las siguientes: solución auditiva, audífono amplificador de sonido, dispositivo de ayuda auditiva, etc.

Por estas y otras razones no se pueden confundir unas cosas con otras y tener claro que para la compra de un audífono tendrás que dirigirte a un centro especializado, aunque encuentres su web en internet. Esta te derivará al centro con una cita para poder adquirirlo bajo las condiciones normales de cualquier dispositivo médico.

Si encuentras una página desde la que comprar directamente un audífono sin pasar consulta, es que no es un audífono sino un amplificador.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1027 Visitas

¿Cómo mantener un buen nivel auditivo en la tercera edad?

¿Cómo mantener un buen nivel auditivo en la tercera edad?

El origen de la pérdida de audición, en muchos casos, está en la infancia o en la juventud. Aunque se manifiesta en edades superiores a los 50 años.

Diversos estudios han demostrado que la mitad de los casos de pérdida de audición se pueden prevenir tomando las medidas adecuadas durante una buena parte de nuestra vida.

Hay que recordar que el oído es un órgano sensible que hay que cuidar a medida que vamos avanzando por el trayecto de la vida. Por ello existen una serie de hábitos saludables que pueden ayudar y ayudan a que conservemos la audición en unos niveles aceptables hasta edades muy avanzadas.

Siempre hemos dicho que el volumen de la televisión y de los auriculares es esencial para evitar distorsiones acústicas. También la frecuencia de uso, siendo recomendable no utilizar los cascos más de una hora durante el día y a un volumen nunca superior al 60% de su capacidad.

La mejor forma de saber si nos hemos pasado con su uso es el pititdo que se escucha al retirarlos. Este es el punto de control que tienes que tener en cuenta.

la protección de los oídos no sólo tiene que ver con el volumen sino también con el medio en el que se esté. La humedad o el agua pueden resultar un problema si no secamos bien los oídos. Además, la profundidad a la que se nada o la velocidad de inmersión en el agua también es clave para su buen funcionamiento.

La solución para la inmersión y para evitar problemas en aguas contaminadas que provoquen otitis es utilizar tapones que nos ayuden a mantenerlos aislados.

No es recomendable tampoco utilizar los bastoncillos para limpiar los oídos puesto que estos se limpian de forma natural. Lo mejor es dejar que hagan su labor y que en caso de limpiarlos utilicemos agua y jabón. Y, sobre todo, secar bien depués.

Proteger los oídos del fuerte viento también es bueno, como cuando vamos en la parte trasera de un vehículo a gran velocidad y bajamos las ventanillas por ejemplo. Y, junto con esto, las infecciones gripales o los resfriados también pueden provocar una pérdida auditiva en función de la mucosa que tengamos y la salida.

Si nos cuidamos bien, protegemos nuestros oídos de forma permanente y haremos que cuando alcancemos la tercera edad sigan siendo un activo valioso para nosotros.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
903 Visitas

Conoce el estado de tu audición online con la Guía del Audífono

Conoce el estado de tu audición online con la Guía del Audífono

Uno de los servicios complementarios que ofrece la Guía del Audífono, y que hemos comentado cuando hemos presentado la plataforma, es el del test auditivo online.

Lo primero que hay que decir de esta prueba es que es meramente orientativa y que, lógicamente, es el profesional auditivo el que debe determinar con pruebas más exactas y precisas el nivel de sensibilidad que tienen las personas en sus oídos.

Partiendo de esta base es cierto que siempre se puede aprovechar como un servicio que nos da pistas sobre si tenemos algún tipo de pérdida para consultarlo posteriormente con el profesional de referencia.

Esto, a pesar de no ser una consulta profesional, tiene una finalidad informativa que puede ser de mucha utilidad. Se trata de un sistema rápido y sencillo en el que un test que dura menos de cinco minutos ofrece una puntuación basada en las respuestas a diferentes preguntas asociadas a sonidos emitidos.

Durante la prueba se escucharán audios diferentes que representan otros tantos sonidos y hay que elegir la respuesta correcta a la pregunta que se realiza. Una vez respondidas, la puntuación que se da como resultado del test va acompañada de una recomendación basada en dicho resultado.

Teniendo en cuenta las limitaciones es un servicio muy aprovechable para posteriormente hacer una visita al especialista si es necesario para que con exactitud determine la sensibilidad auditiva de las personas que se someten al test.

Por ello es necesario solicitar cita en el centro auditivo más cercano, algo que también se puede hacer desde la plataforma. El test se puede realizar desde este enlace.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1034 Visitas

¿Es algo habitual la presbiacusia?

¿Es algo habitual la presbiacusia?

Sí. De esta forma tan contundente tenemos que contestar a la pregunta del título del post del blog de hoy. La pérdida auditiva asociada a la edad es quizá la pérdida de audición más común de todas las que se producen en las personas. Y dependiendo de diferentes factores a algunas personas les llega más pronto y a otras, más tarde.

Cuando a partir de los 55 años las personas dejan de escuchar u oir con la claridad con lo que lo hacían antes, dejan de entender correctamente lo que dicen en conversaciones normales y notan los primeros efectos leves de hipoacusia, es inevitable que en el plazo de tiempo más corto esto tenga repercusión sobre el estilo de vida de las personas que lo sufren.

La presbiacusia se produce en distintas fases o momentos en el que primero lo que ocurre es que se tiene dificultad para entender bien el habla de las personas. Si esto se mantiene en el tiempo de forma continuada provoca un agotamiento mental a la persona por el esfuerzo en una escucha activa para lograr entender la conversación.

Después de esto, y teniendo en cuenta el progresivo deterioro auditivo, además de forzar la escucha la lectura de labios entra en juego en una segunda fase. Si sumamos estos dos grande esfuerzos al final el cansancio mental hace mella y comienza la denominada fase de aislamiento. En este aislamiento se muestra cierta desgana y apatía por comunicarse, cambiando incluso la conducta de las personas haciendo que la actividad social disminuya.

La sensación de irritabilidad, frustración e impotencia suele estar presente en estos momentos con un descenso notable en la autoestima y en algunos casos desembocando en procesos depresivos. Al estar desconectado del mundo dejan de trabajar algunas partes de su cerebro, apareciendo el deterioro cognitivo.

El proceso de presbiacusia puede iniciarse desde los 50 años y suele ser más activo en los hombres que en las mujeres. Normalmente a partir de los 60 la audición que se suele perder con la presbiacusia es de un decibelio por año de forma aproximada.

Identificar pronto este proceso es clave para reducir todos estos problemas, y utilizar un audífono puede eliminar barreras importantes haciendo que este problema no tenga tanta mella en las personas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
889 Visitas

Otitis media aguda, ¿qué debo saber?

Otitis media aguda, ¿qué debo saber?

La otitis media aguda supone una molestia muy grande especialmente en los niños. Es un tipo de otitis que da mucho dolor de oido, problemas de pérdida de audición y sensación de tener el oído taponado.

Se localiza, dentro del sistema auditivo, en la zona del oído medio. Concretamente por la parte de detrás del tímpano así que no podemos detectar por nosotros mismos la infección. Para ello se debe acudir al médico o al especialista lo más pronto posible con el fin de evitar problemas como la sordera permanente.

Uno de los condicionantes para la formación de estas otitis es el descenso de temperaturas tan brusco que se da tanto en los meses de otoño como en los de invierno.

Cuando se acumula líquido detrás del tímpano y se inflaman alguna de las partes del oído medio es cuando se produce este problema auditivo, con su correspondiente dolencia. Cuando se prolonga en el tiempo y no se retira esta infección, estamos ante una otitis denominada crónica que puede afectar al futuro de la audición de las personas.

Cuando tenemos una otitis media aguda, el dolor de oído es fuerte y a pulsos, aunque también destacan síntomas como la fiebre y el cansancio (especialmente en niños). Es frecuente, además, que los zumbidos propios del tinnitus que también son molestos.

La mejor forma de tratar esta dolencia es con la ayuda del médico. Él o ella determinarán si se precisa de un antibiótico o simplemente con paracetamol y gotas podría resolverse. Los alivios sintomáticos del dolor se pueden obtener con gotas óticas que se venden en farmacias. En el caso de los bebés siempre que se presente esta otitis media aguda es imprescindible acudir al médico.

El antibiótico es la forma habitual para tratar este problema, siempre que el médico de cabecera o el otorrinolaringólogo lo considere oportuno. Siga las indicaciones y no suspendan el tratamiento aunque experimenten mejoría a los pocos días, hay que completarlo.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
962 Visitas

Datos sobre el oído que quizá no conozcas

Datos sobre el oído que quizá no conozcas

El oído forma parte del sistema auditivo, pero también es un hecho que es complejo y hermoso a partes iguales. En este blog se han dicho muchas cosas sobre el sistema auditivo y, concretamente, sobre el oído. Pero quizá aquí vas a encontrar alguna información adicional que no conocías y que te servirá para tener algunos datos curiosos.

Es vital en el proceso de comunicación, ya que nos posibilita interactuar con los demás y con nuestro entorno de forma plena participando en conversaciones, disfrutando de las actividades que más nos gustan y relacionándonos con la sociedad.

Cuando utilizamos el oído no sólo percibimos sonidos. También nos permite distinguir el volumen, el tono, el timbre y la dirección desde la que provienen esos sonidos. Nos ayuda a integrarnos en el ambiente que nos rodea tanto en el plano social como en el plano físico.

Uno de los datos más importantes sobre nuestro oído es que repercute directamente en el estado general de salud. Controla una función vital como es la del equilibrio, debido a que el sistema vestibular que es el encargado de controlar la estabilidad y el equilibrio se encuentra en el oído.

Hay un líquido en el oído interno que se mueve cuando giramos la cabeza y los cilios son los encargados de enviar la respuesta al cerebro. A su vez éste transmite órdenes a los músculos para mantener el equilibrio. Por ello la mayoría de los vértigos tienen su origen en el oído, por alteraciones del sistema vestibular.

Más datos sobre nuestros oídos. El hueso temporal es el más duro del cuerpo humano, es el que protege al oído interno. A su vez, el oído tiene el hueso más pequeño del cuerpo humano y se llama estribo.

A pesar de que estemos durmiendo, no significa que el oído descanse. Los ruidos menos intensos y leves los inhibe el cerebro en el proceso de vigilia. Pero cuando se produce un ruido fuerte, que nos despierta, es porque el oído reacciona como un mecanismo de defensa y por eso se mantiene alerta.

Otro de los datos desconocidos sobre el oído es que cada uno de los dos escucha de forma diferente. Con el oído izquierdo se perciben mejor los sonidos musicales y el derecho parece estar más predispuesto a escuchar la voz de las personas.

Finalmente, pensad que la estructura de las orejas tiene un diseño que como pabellón auditivo permite captar sonidos de nuestro entorno con más facilidad. Su aspecto ergonómico conduce las ondas sonoras hacia el tímpano.

Esperamos que todas estas curiosidades te hayan hecho comprender algo más sobre el oído.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
898 Visitas

Consejos para intentar retrasar la presbiacusia

Consejos para intentar retrasar la presbiacusia

Como ya sabéis, la presbiacusia es la pérdida de audición asociada a la edad. El oído es un órgano muy sensible que con el paso de los años se va deteriorando pero si lo cuidamos bien podemos alargar tu vida útil. ¿Con qué gestos podemos conseguir esto? Es muy sencillo:

Baja los volúmenes de la televisión y los auriculares. Utilizar además distintos dispositivos que emiten sonido a la vez, lo distorsiona y genera un cierto disconfort auditivo produciendo malestar. El volumen recomendado de escucha para cualquier dispositivo no debe superar nunca el 60%, que es considerado el umbral límite. La mejor señal para saber si hemos estado expuestos a demasiado ruido con los auriculares es el pitido que emiten al subir el volumen o al estar mucho tiempo con ellos puestos.

Evitar los traumas acústicos. Los ruidos muy fuertes como el de los altavoces en conciertos o discotecas (algo que hoy por hoy es imposible por la situación actual de pandemia) o los fuegos artificiales, petardos y demás 'explosiones' pueden provocar traumas acústicos. El tiempo de intensidad así como la cercanía a las fuentes de ruido hacen mucho por lo que hay que mantenerse distanciado.

Protección auditiva en el agua. Y es que siempre que nos bañemos en mar, piscina o lago es recomendable utilizar los tapones para evitar infecciones por hongos y las consiguientes otitis. También sumergirse lentamente y no bajar a mucha profundidad es lo más recomendable.

A la hora de la higiene auditiva es mejor limpiarse los oídos sin bastoncillo. Las importaciones de cera y las roturas timpánicas son algunas de las consecuencias más comunes del mal uso del bastoncillo. Por eso es recomendable utilizar agua y jabón, para posteriormente secarlos bien con una toallita. Conviene no eliminar toda la cera, ya que ésta es una barrera de protección natural frente a las infecciones.

A la hora de hablar por teléfono, alterna el auricular del mismo en los dos oídos. De esta forma, si lo utilizas mucho, no desgastas un oído más que otro y además no se te adormece, algo que no es nada bueno para mantener una correcta salud auditiva.

El viento puede provocar que los oídos se inflamen, si les da directamente. Puedes notar también pequeños zumbidos, por lo que no es recomendable siempre llevar las ventanillas del coche bajadas especialmente a altas velocidades.

Con estos consejos más otros como el de evitar medicamentos ototóxicos y comentar alternativas con los doctores o el de respetar los calendarios de vacunación infantil, vamos a conseguir alargar más nuestra salud auditiva.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
955 Visitas

¿Qué son las varillas auditivas?

¿Qué son las varillas auditivas?

Para las personas que además de necesitar un audífono llevan gafas, compatibilizar la puesta y el uso de estos dos aparatos es a veces una odisea. Las varillas auditivas son una solución muy del gusto de estos pacientes porque permiten poder utilizar cómodamente tanto las gafas como el audífono sin conflictos innecesarios relacionados con la comodidad.

Las varillas auditivas son audífonos que mejoran la audición y que se pueden integrar en las propias gafas del usuario. El sistema propio del audífono se integra en el extremo de la gafa, en el final de la patilla que va sobre las orejas. Por ello no interfiere en absoluto con la visión ni con las prestaciones que ofrecen las gafas.

Estas varillas auditivas son una forma de utilizar de forma muy discreta ambas adaptaciones, visual y auditiva, con el fin de también ser una herramienta muy discreta que ofrece tanto comodidad como confianza para todas estas personas que quieren disfrutar del entorno sin incomodidades.

Es un diseño muy ergonómico y con apenas un pequeño click se puede quitar y poner el sistema de audición en la gafa. Gafas que pueden ser tanto para ver como para protegerse del sol.

Existen varios tipos de varillas auditivas:

- Las varillas por conducción ósea, especialmente indicadas para personas con lesiones o malformaciones en el oído externo, transmiten el sonido por esta vía. Puesto que estas varillas de conducción ósea no se conectan directamente con la oreja, normalmente se recomiendan para personas con pérdida de audición conductiva. Utilizar este dispositivo combinado de gafa y audífono es un sistema novedoso en cuanto a sistemas auditivos por conducción ósea.

- La varillas de conducción que van por vía aérea se utilizan cuando el daño en el sistema auditivo es leve o moderado y se ve perjudicada la comprensión del paciente. Las gafas se convierten en el elemento invisible que trata esta pérdida auditiva y la mayor parte de ellas son compatibles con este sistema de click que se utiliza para conectar el audífono.

Tienen la función de corregir tanto los problemas de visión como auditivos, es un sistema discreto y muy ergonómico que ofrece un sonido de calidad independientemente del entorno. Además, permite hoy día una combinación sencilla con el uso de las mascarillas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1548 Visitas

Traumatismos y audición

Traumatismos y audición

Los traumatismos son golpes, y los golpes que nos damos en la cabeza pueden afectar a nuestra audición según la virulencia del mismo y el lugar del impacto. Tras un golpe más o menos fuerte se pueden presentar problemas como vértigo, sordera e hipoacusia.

Nos puede ocurrir en distintos aspectos de la vida como cuando hacemos deporte o bien cuando tenemos un accidente de tráfico ya sea en coche o en moto. El hueso que acoge parte del conducto auditivo es el hueso temporal. Si un traumatismo implica que éste se rompa, pueden verse afectados el tímpano, los huesos del oído, la cóclea o el aparato vestibular que es el encargado del equilibrio en el oído interno.

Un golpe en el oído afectan al interior por la presión que se transmite. Por ello es habitual que un traumatismo fuerte en esa zona lleve aparejada la rotura de la membrana timpánica, además de alguna afectación en los huesecillos que pueden llegar a romperse porque son pequeños y de extrema fragilidad.

Los acúfenos, secreciones o los vértigos son sólo algunos de los problemas que, además del dolor, manifiestan los daños que se producen en el oído.

¿Cuándo se pierde la audición?

  • Cuando se pierde audición por un traumatismo puede ser debido a un derrame interno, que taparía el conducto auditivo. Es lo que percibimos como sensación de taponamiento, lo que lleva aparejado algo de hipoacusia.
  • En el caso de que el traumatismo perfore el tímpano también la pérdida de audición es un síntoma claro, al igual que como hemos indicado antes la rotura de alguno de los huesecillos.
  • Cuando por el traumatismo la cóclea se daña o bien el nervio que lleva a esa parte del sistema auditivo, puede darse una pérdida de audición.

Para solucionar los problemas derivados de traumatismos como la rotura de la membrana timpánica no hay más que concederle tiempo y vigilar con especial atención los oídos puesto que la membrana se va cerrando sola con el tiempo. Es conveniente que no entre agua en los oídos. Si en el transcurso de unos meses ésta no se cierra, una pequeña cirugía puede restaurarla.

Cuando se fractura algún huesecillo del oído la cirugía también es una opción, algo que no ocurre cuando se trata de la cóclea puesto que la pérdida auditiva es permanente. Como solución para devolver la audición a estas personas existen los implantes corleares.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
990 Visitas

Aire acondicionado y audición

Aire acondicionado y audición

En los días de mayor calor, el aire acondicionado es un aliado para aliviar esa sensación de sofoco y sudor especialmente en los meses de verano. La relación entre aire acondicionado y audición puede suponer un peligro para nuestros oídos como vamos a exponeros a continuación.

Y es que los efectos del AC en la salud auditiva pueden ser muy contraproducentes. Los aparatos emiten aire fresco y seco, ausente de humedad. En según qué ambientes se ponga esa falta de humedad afecta a las mucosas.

Por la nariz y por la boca entra el aire y también virus, bacterias y otros microorganismos. La función de la mucosa nasal es filtrar y limpiar ese aire, además de que llegue en las condiciones de humedad y temperatura que necesitan nuestros pulmones.

La ausencia de humedad evita que las mucosas realicen bien la función por lo que es más fácil que virus y bacterias penetren en nuestro organismo. Hay que tener en cuenta que la nariz comunica con la trompa de Eustaquio de cada oído así que es relativamente más fácil que ésta pueda terminar en las zonas más recónditas de nuestros oídos.

En verano, la otitis del nadador es la más habitual pero los casos de otitis media como consecuencia del aire acondicionado aumenta de forma progresiva a cualquier edad.

El dolor en la otitis media es algo habitual, y menos común es la pérdida auditiva. Eso sí, la sensación de taponamiento es común a todas ellas por la inflamación de la zona. La sensibilidad al aire acondicionado es mayor en unas personas que en otra. Los alérgicos o personas con problemas respiratorios suelen estar más afectados que otras personas.

Conviene, entonces, evitar un exceso de exposición al aire acondicionado y procurar no bajar de los 21º. Por supuesto tampoco se debe dormir con el aire acondicionado puesto con el fin de que la habitación pierda toda la humedad.

El uso de humidificadores puede amortiguar estos efectos en una habitación con el aire acondicionado. Y recuerda, al menor síntoma de dolo o taponamiento acude al especialista.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1177 Visitas

¿Qué es la pérdida de audición oculta?

¿Qué es la pérdida de audición oculta?

Hay ocasiones en las que a algunas personas, aunque oigan y escuchen correctamente todo lo que ocurre en situaciones de silencio o sin ruido ambiental, les resulta muy complicado entender algunas conversaciones que se producen en ambientes más ruidosos.

Este hecho es una pérdida auditiva que se conoce como 'oculta' y que puede falsear el resultado de una audiometría puesto que los resultados determinan que la audición es normal. La pérdida de audición 'oculta' viene dada por un problema entre las conexiones de las fibras nerviosas auditivas y las células ciliadas. El daño provocado tiene como consecuencia que en ambientes ruidosos esta persona tenga problemas reales para oir al interlocutor y entender la conversación.

Los audiogramas, una prueba que mide la audición útil y el grado de pérdida auditiva en función de los umbrales de audición, no sirven para detectar correctamente esta pérdida auditiva. Los resultados suelen arrojar datos normales y son una fuente de confusión.

Cuando ocurría esto, se pensaba que los problemas de audición podían deberse a factores no audiológicos y sí psicológicos. Ahora hay más herramientas que permiten poder detectar este problema y, sobre todo, más experiencia.

Recientemente se ha evidenciado que la pérdida de audición oculta es un problema entre la relación de las células internas de la cólera y el nervio auditivo. La exposición a ruidos muy elevados de forma continuada es la causa más probable para encontrar el porqué se produce.

El objetivo actualmente es crear evaluaciones relacionadas con a percepción del habla en ruido que permita analizar este problema de audición, algo más específico que las pruebas tradicionales. Todo ello con el fin de detectar de forma precisa y con tiempo este problema para solucionarlo de forma eficiente.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
3047 Visitas

La salud de la audición en el trabajo

La salud de la audición en el trabajo

Como ya sabéis, hemos elaborado en uno de nuestros post una lista con los trabajos que más impacto auditivo reciben por el volumen de ruido que les rodea. La labor de concienciación en materia de prevención auditiva para los responsables de los departamentos de prevención de riesgos es importante, pero también es importante la concienciación del trabajador.

El trabajador debe disponer de todas las medidas necesarias para proteger su salud en su puesto. Con la aparición del COVID19, la seguridad en los centros de trabajo se centra en medidas orientadas a la protección del contagio algo que es importante especialmente en todas las actividades que se realizan de cara al público.

Pero no se debe perder el foco en la labor de concienciación y las medidas para proteger la audición de trabajadores como conductores de ambulancia, jardineros, los músicos o los profesores de guarderías, por ejemplo. Son algunas profesiones que están expuestas a ruidos muy elevados que puede afectar a la audición de quienes ocupan estos puestos.

Una de las profesiones de las que no hemos tratado en este concepto es el de las derivadas del teletrabajo. El uso de los auriculares conectados a los equipos informáticos de trabajo de forma continuada puede ser un foco de fatiga auditiva por las horas que se pasan comunicándose entre ellos.

Es el caso por ejemplo de los teleoperadores, que durante todo el día atienden decenas de llamadas con auriculares y que si la conexión no es buena la tendencia a subir el volumen de dichos auriculares puede repercutir en su audición. Dentro de los auriculares los que se introducen en los oídos pueden afectar más a la audición que los que popularmente conocemos como diadema. Al estar más en contacto con el tímpano, el riesgo es mayor por una repentina subida del volumen.

Para proteger los oídos a este colectivo se recomienda reducir el ruido del auricular o activar el control de ruido para que no pase de unos determinados decibelios. No subir el volumen por encima del 60% es clave, porque cuanto más nos expongamos a esa cantidad alta de decibelios el tiempo de exposición debe reducirse.

Descansar los oídos es clave para prevenir la fatiga auditiva. El daño se acumula así que una situación persistente puede dañar de forma más o menos permanente a la audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1116 Visitas

¿Qué es la otomicosis?

¿Qué es la otomicosis?

Hoy traemos un nuevo tema al blog, y es que la otomicosis es algo sobre lo que no habíamos profundizado mucho aunque de pasada hemos comentado algo sobre este tema en alguna que otra entrada.

La otomicosis son infecciones causadas por hongos microscópicos en la zona del oído. En general, el término micosis es conocido porque estos hongos se encuentran de forma habitual en la piel, mucosas y otras zonas del cuerpo. Lo normal es que estos hongos se establezcan en zonas húmedas y con pliegues corporales. Por eso el oído es una zona candidata y por eso se produce la otomicosis ahí.

Los motivos para que aparezcan en la zona del oído son varios, y vamos a tratar de exponerlos pero el denominador común son palabras como ventilación o humedad.

El uso excesivo de auriculares o tapones durante muchas horas al día provoca una falta de ventilación en la zona del oído, impidiendo además que la cera se expulse de forma natural al exterior. Esto produce un entorno muy favorable a la aparición de hongos por exceso de calor y falta de ventilación.

Además, las heridas que puedan producirse con el uso habitual y muy frecuente de estos auriculares pueden derivar en infecciones. Si además limpiamos los oídos con bastoncillos esas laceraciones pueden ser mayores.

La humedad es un factor importante para que los hongos se desarrollen en la zona del oído. Mucho tiempo en el agua, ahora en verano por ejemplo, y no secar los oídos de forma cuidadosa pueden derivar en otomicosis en ambas entradas. Recordad también que la otitis del nadador tiene que ver no sólo con el tiempo del baño sino con el tratamiento del agua y la existencia de bacterias nocivas.

La otomicosis se muestra con picor y escozor en los oídos y puede ser que en ocasiones salga algo de líquido al exterior. También la sensación de taponamiento es muy característica. Con esta infección por hongos la inflamación y el dolor de oídos es habitual.

El tratamiento es muy sencillo pero debe recomendarlo un profesional. Lo normal es acabar con los hongos utilizando antibiótico o gotas antifúngicas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1820 Visitas

Conoce más sobre la laberintitis

Conoce más sobre la laberintitis

Hoy os traemos una afección auditiva que tiene como origen la infección e inflamación algunos de los nervios de la parte del oído conocida como laberinto.

El laberinto es la parte del oído que se encuentra en el oído interno y que tiene como principal función el mantenimiento del equilibrio, además de darnos la orientación espacial y la información postural. Es por esto que cuando se produce esta inflamación lo que experimentan las personas que lo sufren es la sensación de que todo está girando incluso cuando se está quieto/a.

Este es el principal síntoma que ofrece dicho problema auditivo, aunque existen otros que vamos a repasar ahora:

- Otro de ellos es que los ojos pueden moverse de forma involuntaria en este proceso.

- También se reconoce como síntoma la sordera súbita en uno de los oídos.

- La laberintitis puede venir acompañada de náuseas o vómitos.

- Notar zumbidos o pitidos en un oído, como el tinnitus o acúfeno.

- Y otro de los síntomas que puede experimentar la persona con laberintitis es la piel fría, sudorosa y pálida.

Normalmente esta afección auditiva suele venir con un resfriado o una gripe aunque también existen otras alternativas como es la infección viral de grupos herpes. Como ejemplo de esto último tenemos la varicela o el herpes labial. Otra de las causas de la laberintitis puede ser una otitis que además añadiría el dolor de oído como síntoma adicional.

Para tratar este problema hay que acudir primero al especialista para que nos lo diagnostique correctamente. Lo normal es que con el paso de los días los síntomas desaparezcan, pero la afección puede tardar dos o tres meses en eliminarse completamente tras iniciar el tratamiento correspondiente.

El tratamiento que se emplea normalmente en la laberintitis es a base de corticoide para reducir la inflamación, antibiótico por si hay infección bacteriana y otros medicamentos que sirven para controlar el mareo y las náuseas.

Te recomendamos que visites cualquiera de nuestros centros en caso de que notes los primeros síntomas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1758 Visitas

Efectos positivos para el oído del confinamiento

Efectos positivos para el oído del confinamiento

Este confinamiento por el covid ha tenido algunas connotaciones positivas para la audición. La reducción de la actividad no sólo ha incidido en la salud acústica del trabajador en entornos ruidosos sino también en la del resto de personas.

Las ciudades han sufrido una notable disminución del tráfico por lo que si tenemos en cuenta que los motores de coches y motos suponen el 80% de la contaminación acústica esto redunda en el ruido y, por tanto, en la audición. La producción en la industria también se ha detenido, eso implica que el ruido que generan estas actividades se ha silenciado. El ruido de nuestras industrias acapara prácticamente el 10% del total de la contaminación acústica.

Otra de las actividades que han reducido al mínimo su actividad son las recreativas y de ocio. Aunque suponen un porcentaje pequeño del total de contaminación acústica esto ha ayudado también a que el ambiente de ruido sea mucho menor.

Hay que recordar que una de las primeras consecuencias de la contaminación acústica por ruido es la pérdida auditiva. Exponerse al ruido tiene un componente acumulativo, donde el tráfico, el ruido de los bares, el volumen alto de los auriculares...todo se acumula provocando esa pérdida de audición.

El ruido, además de a la audición, afecta a nuestro sistema nervioso con el estrés y haciéndonos más irascibles e irritables.

Es por esto que podemos afirmar que uno de los efectos 'positivos' de este confinamiento es que ha servido para que nuestros oídos tomen un respiro y eviten los problemas derivados del ruido.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1140 Visitas



GEA Audiológia
25 Marzo 2022
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
11 Marzo 2022
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
04 Marzo 2022
Blog
Valora este artículo del blog: